Algunos ejercicios para estimular a tu perro

 

Los perros, al igual que todos los animales de este planeta, necesitan acción…y mucha. Ya les hemos recomendado que a sus mascotas las saquen a pasear al menos tres veces al día, sobre todo a las que viven en departamentos, pero también pueden preparar actividades para que ellos se diviertan buscando, sorprendiéndose y generando un lazo con su dueño dentro o fuera de sus casas. En este artículo te recomendaremos algunos juegos bien entretenidos y estimulantes:

-Nose work:  Todos los canes deberían jugar al menos entre 15 a 30 minutos diarios con sus dueños y familia. Sirve para generar cercanía, estimula sus sentidos y los mantiene alerta. El nose work es un trabajo para el olfato de nuestro perrito y como dice el término (En inglés) trabaja con la nariz. La idea es esconder parte de su alimento, o algunas golosinas que le quieras entregar, en distintos puntos del espacio que utilizarán. Puedes ocupar objetos del perro, frascos o elementos especialmente diseñado para esconder el alimento y que tu amigo se dedique a intentar encontrar dichos objetos.

Preparar actividades Home

-Agility: En las competencias de rapidez para perros siempre utilizan pistas para ejercicios de agility. La idea es que el can pueda botar toda esa energía acumulada que tiene dentro y crear una de estas pistas en tu casa es una buena forma para lograrlo.

Puedes crear saltos con tubos de PVC, cuidando siempre que estos sea regulables y no fijos para no lesionar a tu perrito. También puedes hacer túneles, elementos que le gustan mucho a los canes. Sólo debes tener alambre y tela, pero lo más fácil es que adquieras un túnel de tela para niños en cualquier juguetería o tienda del rubro. Hay muchos videos tutoriales en youtube sobre cómo preparar una pista de agility. Nosotros te dejamos uno:

-Deja y suelta (Para cachorros): Este es un ejercicio para cachorros. Es usual que tu mascota robe alimento cuando cae comida al suelo o al momento de tú estar distraído. Es probable que si tu mejor amigo tiene esta conducta de pronto ingiera basura o comestibles en mal estado. Por esto es fundamental que tu perro aprenda instrucciones como “deja” y “suelta”. Para enseñarle a seguir estas instrucciones debes utilizar un juguete que él ocupe habitualmente. Cuando lo tenga en su boca debes invitarlo a dejar este objeto por uno nuevo más atractivo, como un comestible. Posteriormente, puedes decir la palabra “deja” y motivarlo a que deje el objeto. Luego disminuyes las ayudas para que sólo al oír la palabra “deja” realice la acción de soltar. Cuando lo haga felicítalo y entrégale algo apetitoso.