Cuando su perro practica la masticación en cualquier objeto

La dentición, el aburrimiento y la ansiedad por la separación con sus dueños, son algunas de las principales razones por la que los perros mastican. Es cierto que los cachorros de entre cuatro a seis meses lo hacen por encontrarse en período de dentición y para aliviar la molestia en sus encías, pero sus dueños deben entregarle las herramientas para que dicho proceso sea lo más amigable posible.

Es importante también que no existan objetos tentadores en la casa a la mano para el perrito, como zapatillas, calcetines, juguetes para niños, o cualquier objeto doméstico que pueda provocar daño al sistema digestivo y/o a su hocico.

Técnicas de enseñanza y corrales de bebes

La utilización de corrales de bebés es una buena medida para mantener al cachorro fuera del alcance de elementos perjudiciales para masticar, así como también para proteger a su hogar de los dientes de la ansiosa mascota. Mientras se encuentre en el corral le recomendamos que el can pueda saciar su sed de masticar con algunos objetos seguros como juguetes blandos de caucho, cuerdas, huesos esterilizados, entre otros.

Es ideal siempre supervisar cuando un perro juega por primera vez con artículos fabricados con cuero crudo o vaca, para saber si podrían formar parte del pool de juguetes de nuestro mejor amigo. Ya que los sabuesos con mandíbulas fuertes o muy ansiosos, pueden emocionarse y romper pedazos de esos artículos para después tragárselos, lo que podría causar obstrucciones del estómago.

Si su cachorro experimenta dolores de encías producto de la salida de los dientes definitivos, puede utilizar cubos de hielo para que él o ella los mastique. De esta forma sus encías se adormecerán y se aminorará la sensación de dolor.

Cuando el perrito intente masticar algo inapropiado retire el objeto de su boca y luego pásele un juguete que considere aceptable de masticar. Celebre que su mejor amigo esté masticando dicho juguete. Esta técnica se puede realizar con perros adultos adoptados también y no es propia sólo para cachorros. Además se puede aplicar para dar orden a que el perro deje de lado objetos que tomó en la calle.

Es común que cuando un perro está aburrido en casa, sin salir mucho a pasear o que interactúa poco con sus humanos, tenga este tipo de comportamientos. El ejercicio regular de su can puede ayudar a terminar con la masticación destructiva. Darle salidas a pasear para botar tensiones es sumamente importante para que no desarrolle este tipo de patologías.

Si aplica este tipo de ejercicios y aún así no puede eliminar de su perro estas conductas, Educación Canina puede ayudarlo. Sólo solicite información sobre nuestros planes de entrenamiento y cotización al teléfono +569 4598 4274 , o al correo info@educacioncanina.cl