De la basura a tu casa: Algunos elementos desechables que pueden ayudarte en la crianza de tu mascota

Es cierto. Los productos, medicinas y objetos para la utilización de nuestras mascotas no son los más baratos del mundo. Es por esto que en Educación Canina te entregamos algunos datos con elementos desechables que quizás puedas aplicar en el día a día con tu mejor amigo.

-Platos como collares isabelinos: En las películas hollywoodenses es usual que se burlen de las mascotas que tienen que utilizar este tipo de productos. Sin embargo son muy útiles para evitar que los perros y gatos se rasquen o toquen lugares sensibles luego de un procedimiento médico. No es necesario que compren uno nuevo, pueden directamente tomar un plato de papel o plástico para hacer uno. Usando una tijera, corte una línea recta y luego realice una circunferencia en el fondo del plato. Puede utilizar corchetera o masking tape en caso de que el espacio le quede demasiado grande. ¡Y listo!

Plato de papel en la cabeza

-Cajas de parto con piscinas: Fácil de limpiar, desinfectar y reutilizar, el plástico de las piscinas permite que una perrita pueda perfectamente dar a luz a sus cachorros en estos lugares. Tienen bordes lisos y permiten proteger a los perritos de las superficies irregulares, o ripiosas.

-Calcetines como guateros: Fabricar un guatero natural es muy fácil. Debes utilizar un calcetín viejo para llenarlo con arroz y colocarle un nudo ciego que no permita la salida del material usado. Cuando se calienta en un horno microondas, el arroz atrapa el calor y logra mantener en una temperatura adecuada a tu mascota. Luego de calentarlo, asegúrate de envolver el calcetín con arroz en una toalla para que no queme a tu mejor amigo.

-Alfombras para rasgar: Las tablas forradas con alfombras viejas y los trozos de tela dura son un gran material para que gatos puedan limar sus uñas.

Toalla en la cabeza

-Capucha de toalla: Son muy necesarias para tomar a esos pequeños perritos con carácter irritable. Hay razas que se ponen tan nerviosos de que los toquen o tomen que tienden a morder. En esos casos es muy necesario entrenarlos, pero si estás comenzando en la tenencia de mascotas y tienes una mascota muy nerviosa, lo mejor es que pongas una toalla alrededor de su cuello y la coloques como capucha. De esta forma no podrá hacerte daño.