La comunicación en perros

Hemos señalado anteriormente lo importante que es para el perro interactuar con otros y acostumbrarlo a una vida social significativa. Esta actividad no se circunscribe solamente a rodearse y compartir con su misma especie, también debe hacerlo con humanos que no sean sus dueños ni cercanos. Extraños con los que aprenda a comportarse.

La socialización no sólo es positiva para nuestra mascota, igualmente lo es para nosotros. Y es que no sólo nos ayuda psicológicamente a distendernos, además nos permite entender cómo se comunican los animales y comprender su lenguaje corporal.

Al igual que sus antepasados, los perros domésticos basan su comportamiento social en una estructura  organizada compleja. Actualmente lo vemos en los lobos, estos aplican dicha estructura para cazar. Si no tuvieran este enjambre y sistema jerarquizado, la cacería no sería tan exitosa y probablemente no existirían. Es por esto que como receptores tenemos que entender a los emisores de los mensajes que en este caso nos importan: Nuestros perritos.

4 copia

Para esto tenemos que basar la comunicación canina en:

-Comunicación visual: Es el lenguaje corporal que podemos evidenciar con la vista y se divide en tres grupos: Expresiones faciales, corporales y caudales. Cuando un perrito está enojado podemos darnos cuenta fácilmente porque nos muestra los dientes, además se le eriza el pelo (corporal) y se agacha en posición para abalanzarse frente a nosotros.

-Comunicación olfatoria: En la identificación individual, la territorialidad y reproducción juegan un rol sumamente importante esta forma de comunicación.

Nuestros canes utilizan un segundo canal de transmisión para emitir mensajes y captarlos, esto lo logran con las feromonas. Dichos componentes se producen en distintos puntos del organismo en todos los mamíferos y son captados por un segundo olfato que poseen los perritos denominado Órgano de Jacobson.

Segunda sesión de entrenamiento con Kimo (2) copia

-Comunicación auditiva: Este tipo de mensajes ayuda mucho a nuestros perros cuando existe vegetación abundante. Acá hay que diferenciar entre ladridos, gruñidos y aullidos. Mientras los primeros pueden denotar un saludo, el segundo puede estar advirtiendo a otro que no se acerque demasiado. En tanto, el tercero puede significar que “nuestro amigo” se siente solo y quiere reunirse nuevamente con su grupo. Todos estos mensajes pueden variar su significado por la repetición, reiteración y sonoridad que le dé la mascota.

Si tienes problemas con tu cachorro, o quieres recibir el consejo de expertos sobre el comportamiento de tu mejor amigo, no dudes en contactarnos al teléfono +569 6833 3183 o enviarnos un correo a info@educacioncanina.cl . Con gusto te atenderemos.

facebook.com/educacioncaninachile/

Twitter: @educacionknina