Ladridos en perros: Un problema habitual

Los problemas de ladridos se encuentran entre las quejas más recurrentes que tienen los dueños de perros y los vecinos de dichos dueños. Pero,  ¿por qué ladran los perros?

Bueno, por varias razones. Los perros ladran si se sienten amenazados, pueden hacerlo cuando juegan y se emocionan, incluso ladrarán por atención. Algunos lo hacen si se encuentran lastimados y adoloridos, e incluso por estar aburridos o estresados. Ciertas razas o tipos de razas también están genéticamente predispuestos a ladrar más que otros.

Cómo resolver su problema con este tipo de comportamientos dependerá, en parte, de lo que está provocando estas actitudes. Por ejemplo, si su perro está ladrando o vocalizando porque tiene dolor, usted debe tratar la fuente del problema. Si lo hace a través de la ventana delantera mientras otros animales pasan por su casa, el bloqueo del acceso del perro a esa ventana es una manera simple de ayudar a prevenir el comportamiento.

Tenga en cuenta que cuanto más practique su perro ladrando, mejor lo realizará posteriormente. Lo sabemos, la práctica hace al maestro. Así que es necesario identificar lo que está desencadenando el ladrido y elimine el disparador de dicho comportamiento.

Los collares anti-ladridos que utilizan golpes eléctricos son éticamente terribles y no son apropiados para la mayoría de estos comportamientos (¡A menudo empeoran el problema!). Con ayuda adecuada la mayoría de los canes pueden resolver con éxito estos inconvenientes de una manera segura y biológicamente correcta.

¡Alerta, hay alguien afuera!

Si su perro está ladrando para alertarle que existe alguien o algo afuera, la respuesta es bastante simple: Quite la fuente de lo que desencadena su ladrido. Por ejemplo, si su perro ladra a la gente mientras camina fuera de la casa impida su acceso a la ventana usando muebles, cerrando las persianas, bloqueando el área con una compuerta o dejándolo en una habitación mientras usted no esté en casa.

El ladrador solitario

Afortunadamente el remedio para el ladrador solitario es a menudo simple: Trate de cambiar el ambiente de su perro un poco. Recuerde que él o ella probablemente quiere estar con gente. Quizás su perro necesita jugar con usted y sentirse una parte importante de la familia. A los “mejores amigos del hombre” suele no hacerle bien cuando se los deja solos durante largos períodos de tiempo. Asegúrese de sacarlo a pasear regularmente, jugar con él cada día y darle el contacto social que necesita para mantener su cuerpo y mente ocupada.

Los ladridos cuando se deja solo al perrito también pueden indicar ansiedad de separación. Si usted piensa que la ansiedad es la fuente de ladridos de su perro, póngase en contacto con Educación Canina para trabajar el problema.